Historia de Port AdrianoSUP Race

 In port adriano

Para que las cosas funcionen hay que dar y recibir, por lo menos, a partes iguales. A nosotros el stand up paddle nos estaba dando muchas cosas buenas y teníamos que corresponder. Primero montamos un club, luego nos volcamos con sus integrantes, especialmente con los más jóvenes, y además, quisimos organizar una gran carrera… no sabíamos dónde nos estábamos metiendo. Era 2013.

Al escribir esto hemos tenido que posponer la 7ª edición por culpa del mal tiempo, que al final es lo único que no se puede controlar y de lo que depende en gran medida el éxito y/o fracaso de una prueba, por lo que nuestro estado de ánimo no es el mejor para hablar de organizar carreras pero estamos haciendo lo posible para echarla a rodar de la mejor manera el próximo 15 de junio.

Pensando en las seis ediciones anteriores nos cuesta recordar cómo fue cada una de ellas pero hay momentos y situaciones que se nos han grabado a fuego y que forman parte de la historia de Mar Balear.

“el objetivo principal era que los competidores no tuvieran que preocuparse de nada más que de rendir durante la carrera”

Cuando organizamos la primera PASR (Port Adriano SUP Race) ya habíamos participado en algunas carreras nacionales e internacionales y conocíamos de primera mano todos los problemas de logística que conlleva viajar con una tabla de 4 metros. Pensamos en eliminar o, al menos simplificar, esas situaciones molestas y totalmente extradeportivas: buscar alojamiento, modo de desplazarse con la tabla, comida adecuada para un deportista, guardatablas, etc, etc, etc… Así que nuestro objetivo principal fue que los competidores no tuvieran que preocuparse de nada más que de rendir durante la prueba. Tan fácil lo pusimos y tan bonito lo pintamos que se nos apuntó más gente y de más relevancia de lo que esperábamos, y eso suponía mucho más trabajo y más responsabilidad para unos novatos en organizar carreras. El otro gran objetivo era que los niños y las categorías inferiores fueran los protagonistas del evento. El horario y recorrido de las pruebas iba a estar totalmente condicionado a su nivel y destreza y los grandes premios y regalos iban a ser para ellos.

Con todo planeado y preparado, con los nervios y el stress que supone organizar una prueba así por primera vez, se sumó que ese fin de semana cayó una de las típicas tormentas del Mediterráneo que nos devolvieron el invierno justo esos dos días que duró la prueba. Fue una pena porque deslució la carrera para el público pero nos animó mucho saber que los participantes habían disfrutado mucho y que, algunos, ni se dieron cuenta de que llovió todo el fin de semana. Nosotros acabamos agotados y contentos por haber cumplido y juramos que nunca volveríamos a organizar una carrera.

Cabeza de carrera al paso por las Islas Malgrats Foto: Archivo Marbalsup

Por definición, el hombre es un ser que tropieza dos veces con la misma piedra, así que se nos olvidaron los malos tragos y todos los nervios sufridos y nos embarcamos en la Port Adriano Sup Race 2014. Por lo visto la gente había hablado bien de la carrera y se había corrido la voz de que era una prueba a la que merecía la pena acudir. Y así, la carrera sucedió en un fin de semana excelente con el tiempo y las condiciones de mar que uno espera cuando viene a remar a Mallorca. El número y nivel de los participantes nacionales e internacionales subió y la carrera fue un éxito para todos, riders y organizadores, así que decidimos que como era imposible que pudiera salir mejor era una buena forma de acabar y decidimos que esa sería la última edición de la PASR.

“Ese año nuestro estrés se multiplicó por mil”

Y llegó el 2015. Y con la idea en mente de no hacer nada nos dejamos llevar por Christopher Parker (SUP Racer) y Bélar Díaz para que nuestra prueba formara parte del recién nacido EUROTOUR y que tendríamos en nuestra línea de salida a los mejores palistas del momento venidos de todo el mundo. Así fue como nuestro estrés se multiplicó por mil al tener la responsabilidad de organizar una prueba para profesionales, compaginarla con amateurs y seguir dando, por supuesto, el protagonismo a los más pequeños.

Salida de la marina de Port Adriano Foto: Archivo MARBALSUP

Para nosotros esa carrera fue memorable. Conocimos de primera mano y entablamos una relación que aún perdura con los mejores riders del sup. La carrera fue bonita y recuerdo oír decir a Travis Grant, que ganó la prueba, que nunca pensó que se lo pasaría tan bien en Mallorca. Hay que decir que el mar y el viento pusieron de su parte e hicieron que la carrera resultara “movidita”. Pero lo mejor del evento no fue eso, fueron las sprint series. Todas las categorías de edad juntas, niños de 8 años contra adultos hechos y derechos compitiendo en mangas eliminatorias sobre la misma tabla, la red paddle max race junior 10,6… Si habéis remado alguna vez en esas tablas entenderéis por qué los más pequeños no estaban en desventaja…

 

 

“¿Conocéis alguna prueba de cualquier deporte donde un niña de 11 años tenga la oportunidad de competir y ganar a las profesionales?… ¡Ese día ocurrió!”

La actitud de todos los participantes, pros, niños y amateurs convirtieron ese día en una fiesta y en algo muy especial para los más pequeños. ¿Conocéis alguna prueba de cualquier deporte donde un niña de 11 años tenga la oportunidad de competir y ganar a las profesionales?… ¡Ese día ocurrió!

 

Sonni Hönscheid y la combativa Duna Gordillo disputándose el primer puesto Foto: Archivo MARBALSUP

Ahora sí que sí, después de esta edición la Port Adriano Sup Race ya no podía superarse, así que dimos por zanjado el tema y, mirándonos a los ojos, nos dijimos que no habría más ediciones.

Y como el tiempo lo cura todo y uno no sabe decir que no, llegó el 2016 y nuestra prueba era parte del Eurotour otra vez. Así que hubo que preparar todo para crear un evento a la altura del año pasado pero con un presupuesto más humilde. Brilló el sol, el viento sopló y el mar nos obligó a alterar el recorrido por motivos de seguridad. Se repitió el formato de sprint series monotabla y todo salió a pedir de boca, sobre todo a la armada italiana que arrasó en los pódiums.

Al año siguiente ya sabíamos que no dejaríamos de celebrar la prueba, al menos no por voluntad propia, pero se nos complicaron algunas cosas. Cada vez un presupuesto más ajustado y más obligaciones y requisitos por parte de la Administración nos hicieron renunciar a dotar a la carrera de un premio monetario. Adiós pros, adiós Eurotour y pasamos a tener una carrera más local, Campeonato de Baleares y Copa de España. Con una participación 100% nacional se corrió la prueba y las condiciones no defraudaron. Mar embravecido y viento fuerte ya se habían convertido en las condiciones habituales y ese año fue el primero que algunos de los chicos de Mar Balear estuvieron en el pódium de la categoría élite.

Para nosotros, el haber organizado una prueba más sencilla de un solo día de duración fue muy agradecido. Casi no te das cuenta y el evento ha terminado, así que para el 2018 quisimos repetir ese formato pero, otra vez, se nos fue de las manos y nos vimos organizando el mismo fin de semana una prueba de larga distancia y una prueba de Beach Race, sí, en Mallorca, y con sólo una ventana de dos días.

Los trámites burocráticos de la larga distancia fueron fáciles, pero conseguir permiso para organizar la beach race con diferentes posibilidades de ubicación, según la “meteo”, complicaba las cosas por que incluía más ayuntamientos y administraciones a las que pedir autorización. Entre eso y una borrasca dando vueltas encima de nosotros que cambiaba las condiciones día a día, pasando de mala a peor y otra vez a mala, llegamos a ponernos al límite y pensamos en irnos de vacaciones y volver el lunes, cuando todo hubiera pasado.

Al final la carrera tuvo lugar en la playa de Paguera, cerca de nuestra casa, y las condiciones fueron más fuertes de lo que nos hubiera gustado. Los que vinieron a correr en olas se llevaron su ración y salió una copa de España de la que nos sentimos orgullosos de haber organizado, pero eso sí, no lo volveremos a hacer…

Beach Race en Paguera Foto: Archivo MARBALSUP

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y aquí estamos ahora, a poco de celebrar la edición 2019 que será Campeonato de Baleares y Copa de España otra vez y mirando como el viento sopla, el mar se encrespa y esperando, que creo que ya toca, que nos salga un día apacible y tranquilo para el día 15 de junio. Estáis todos invitados.

Nos vemos en el agua

MARBALSUP Co.

Recent Posts
0